NI SUBESTIMAR NI CREAR HISTERIA: CUMPLIR LA NORMAS CON DISCIPLINA SOCIAL

 

Parece que el aislamiento o la reducción al mínimo de la movilidad y la higiene personal son las medidas más eficaces para detener el avance del virus, por tanto esa es la prioridad social del momento. El estado de alarma corresponde a esta situación, es la forma comprobada de detener la extensión del virus. Estas medidas deben cumplirse en el marco de la responsabilidad y disciplina, tanto colectiva como individual. No tiene sentido acaparar alimentos, ni mascarillas, ni colapsar los servicios médicos, ni crear barreras nacionalistas que rozan lo ridículo.

Conviene que comparemos la situación actual con una epidemia de gripe en nuestro país: Los profesionales del CIBER de Epidemiología y Salud Pública (Ciberesp) y del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) estimaron en el resumen de la temporada de gripe 2017-2018 que cerca de 800.000 personas padecieron la enfermedad. De ellas, 52.000 tuvieron que ser ingresadas y cerca de 15.000 fallecieron aún con la eficacia de la vacuna. Sin embargo, a pesar de la gravedad de los datos, no se produjeron las escenas que hemos visto en los diferentes supermercados, no están justificadas, hay que buscar el punto de equilibrio, es decir NI SUBESTIMAR NI CREAR HISTERIA: CUMPLIR LA NORMAS CON DISCIPLINA SOCIAL.

LO QUE PASA

El control y la gestión de las eléctricas algo irrenunciable para la ciudadanía
El turismo y la mala educación

No se trata de que muchos turistas nos estropeen la vida. lo que ocurre es que hay un tipo de turismo que es mala educación, borracheras y conflictos. Ese no nos interesa.

El escándalo del trato a los refugiados duele en el corazón de europa

Miles de muertos no parece que aumenten el coraje de de los políticos europeos. El temor a la derecha fascistoide y a perder elecciones endurece el corazón.

CALLE SAN COSME Y SAN DAMIÁN 24-1º 28012 Madrid

651825571

© 2023 by THE HOPE CENTER. Proudly created with Wix.com